Read this page in English

(Inglés) El investigador Doug Brackney explica por qué y cómo empleamos las aguas residuales para la vigilancia epidemiológica.

El monitorear la concentración de SARS-CoV-2 en aguas residuales puede ser una herramienta importante para rastrear brotes de COVID-19 dentro de una comunidad. Las personas con una infección activa (sintomáticas o asintomáticas) pueden secretar el virus en sus residuos fecales, las cuales son transportadas a las plantas de tratamiento de aguas residuales en donde es mezclada – y durante el tratamiento primario – concentrada en el lodo primario. En el área metropolitana de New Haven, CT, el contenido de SARS-CoV-2 en una muestra diaria de lodo primario representa a una población de 200,000 personas. En todo el país de Estados Unidos, las instalaciones de tratamiendo de aguas residuales atienden a aproximadamente 275 millones de residentes. 

Representación esquemática de una típica planta de tratamiento de aguas residuales. La Iniciativa de Vigilancia en Aguas Residuales de SARS-CoV-2 en Yale usa lodo primario para el muestreo. 

Nuestro equipo ha demostrado que es posible rastrear un brote de COVID-19 en una comunidad por medio de mediciones de concentración de RNA de SARS-CoV-2 en lodos primarios de aguas residuales. Debido a que una persona arroja virus en sus residuos fecales antes de que los síntomas ocurran, y dado que generalmente las personas sólo se hacen prueba diagnóstica si los síntomas ocurren, los cambios en las concentraciones de SARS-CoV-2 en lodo primario puede aparecer antes que otras medidas empleadas para rastrear brotes, incluidas las pruebas diagnósticas. Como un indicador principal, la información de la cantidad de copias de genomas virales en aguas residuales pueden ser empleadas por oficiales locales y estatales para implementar medidas de salud pública. 


Por favor recurra al  preprint o la  página de protocolos de la Iniciativa de Vigilancia en Aguas Residuales de SARS-CoV-2 de Yale para más información de nuestro trabajo. Favor de contactar con comentarios o preguntas a Jordan Peccia, Profesor de Ingeniería Ambiental en Yale University: Jordan.Peccia@yale.edu.